lunes, 16 de noviembre de 2015

LOS GRUPOS DE CATEQUESIS PARA ADULTOS DE SANTA CRUZ... "A FONDO"

El blog parroquial de Santa Cruz creó en el pasado mes de Octubre esta sección mensual dedicada a conocer a fondo los distintos grupos parroquiales y descubrir cuáles son sus actividades, sus proyectos, sus inquietudes… en definitiva, su día a día.

En este mes de Noviembre, conocemos “a fondo” a los Grupos de Catequesis para Adultos. En concreto, en nuestra parroquia tenemos la suerte de tener  dos grupos encargados de dar a conocer a Jesús y conocer la Iglesia Católica a los adultos para ayudarles a afianzar su fe y  crecer como cristianos y como personas. Bajo el nombre de “Dulce Nombre de María” y “Santa Ángela de la Cruz” se agrupan estos dos grupos parroquiales.

El grupo “Dulce Nombre de María” está integrado actualmente por 18 personas que han ido incorporándose poco a poco en los últimos cursos y está coordinado por Mª Josefa Cano. Por otro lado, el grupo de adultos “Santa Ángela de la Cruz” lo forman otras 18 personas de la mano de Pepi Ruiz. Ambos grupos están bajo la dirección del párroco D. Enrique Barrera y ambos grupos coordinan entre sí el material. Son grupos heterogéneos; además, algunos adultos asisten a estas catequesis para formarse y recibir el Sacramento de la Confirmación, y otros, siguen su proceso de formación cristiana.

De entre las actividades que realizan estos grupos a lo largo del año podemos citar las formativas (participación en la lectio divina, en los Sacramentos, y en la Liturgia una vez al mes, asistencia a retiros, encuentros de oración, parroquiales y arciprestales, reunión de ambos grupos de adultos para poner actuaciones en común), las solidarias (colaboración con Cáritas parroquial), y otras tareas como la ayuda en la limpieza de los salones parroquiales, colaboración con otros grupos de la parroquia (coro, catequesis de Iniciación Cristiana, Pastoral de Salud...), y la colaboración con este blog parroquial.


Los grupos de catequesis para adultos se organizan con la asistencia a catequesis una vez a la semana (los martes por la tarde). En estas sesiones leen el tema de que se trate, reflexionan sobre él, leen textos bíblicos en los que se basa cada tema e intercambian experiencias personales. Participan también en la lectio divina semanalmente; además, cada grupo, cada quince días, dirigen estas meditaciones leyendo, analizando y reflexionando los textos bíblicos correspondientes al fin de semana.

La catequesis es uno de los pilares que sostiene la vida de la Iglesia, y estos grupos han descubierto que "la formación en la fe no debe ser de forma individual sino en comunidad". Así lo describe el grupo “Santa Ángela de la Cruz” que tiene como objetivo prioritario “crecer en comunidad”.


La asistencia a estos grupos de adultos tiene muchos aspectos positivos. Así, la formación cristiana se manifiesta como beneficio personal, enriquecimiento mutuo en el intercambio de experiencias personales. Es positivo también en el sentido de conocer a fondo la Biblia y descubrir valores y exigencias y planes de Dios hacia nosotros. La necesidad de orar también se hace presente en estos grupos, y la oración en común es algo primordial.

Pero estos grupos no son grupos cerrados. Los grupos están abiertos a cuantas personas deseen conocer más a la Iglesia. De hecho, este año los grupos han experimentado un aumento de incorporación de nuevas personas que desean recibir el Sacramento de la Confirmación.

El testimonio de amor en los grupos es un beneficio que la parroquia ofrece a nuestros barrios, llevando el ejemplo de Jesús a cuantos lo necesitan. Manifiestan los grupos de catequesis para adultos que el ejemplo de la asistencia de sus miembros a las distintas actividades parroquiales hace servir de ejemplo a cuantos se alejan de Dios.


Los adultos que reciben esta formación en la fe se sienten muy contentos de pertenecer a la comunidad parroquial de Santa Cruz que "procura vivir al estilo de Jesús y ser su testigo". El enriquecimiento mutuo de experiencias personales les sirve para crecer en el plano espiritual y redunda en todos los ámbitos del ser.

Pepi Ruiz y Mª Josefa Cano, coordinadoras de los dos grupos, no sólo son las que forman a sus grupos con el Plan de Formación Cristiana para Adultos “Dios con el Hombre” sino que los grupos reciben formación de forma trimestral por parte de los sacerdotes de la parroquia. Además los grupos asisten a encuentros parroquiales y arciprestales para que el intercambio de experiencias no se limite sólo al ámbito parroquial, el más cercano. La participación en la Eucaristía, la lectio divina, y la oración y reflexión personal también sirven para el crecimiento personal de cada persona. Una vez en el curso las catequistas de adultos son las encargadas de organizar el "Encuentro Parroquial" de todos los grupos que tiene como objetivo principal compartir en unión de todos los grupos parroquiales lo que son y lo que están haciendo. Nos anticipan que en este curso pastoral en curso, dicho encuentro se celebrará el próximo 5 de Abril de 2016 y el tema que se propondrá trabajar a todos los grupos parroquiales será “Las Obras de Misericordia”.


La  participación en las actividades parroquiales suele ser muy positiva. En general, los grupos suelen participar con asiduidad en las actividades, implicándose y colaborando en ellas. De entre las dificultades que encuentran los grupos de catequesis para adultos se encuentra la de  “caminar lentamente”; así lo expresa el grupo coordinado por Pepi Ruiz que manifiestan no poseer “conocimientos y vivencias grandes” que puedan dar solución a los grandes interrogantes que pueda plantearse un cristiano. Pero el grupo mira hacia adelante, con actitud positiva, pues cuentan con la ayuda de sus sacerdotes que los acompañan y orientan en su caminar. Por su parte, el grupo "Dulce Nombre de María" desea seguir progresando en amor mutuo, en puntualidad y constancia, y en capacidad de testimoniar lo que prenden e intentan vivir.

Ambos grupos coinciden en querer identificarse con la caridad de Jesús. El grupo “Dulce Nombre de María” elige el texto de Lucas 4, 18, en identificación con el grupo según la caridad: “El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos”. Igualmente, el grupo “Santa Ángela de la Cruz” se identifica con unas palabras de los Hechos de los Apóstoles: “Las primeras comunidades cristianas, no poseían ninguno nada, todo lo ponían al servicio de la comunidad”.

Para concluir esta entrevista “a fondo”, los grupos de catequesis para adultos quieren manifestar su satisfacción por pertenecer a la comunidad parroquial de Santa Cruz y nos declaran que todos somos parte del mismo cuerpo, la Iglesia, del que la cabeza es Cristo y que es necesario que todos estemos unidos.

Agradecemos desde el blog parroquial la disponibilidad y entusiasmo de ambos grupos en su participación en esta entrevista parroquial y a sus coordinadoras por su buen hacer, pidiendo a Dios que los guíe en su crecimiento en la fe, en el conocimiento y la vivencia.