jueves, 15 de octubre de 2015

CARITAS PARROQUIAL DE SANTA CRUZ... "A FONDO"

"A FONDO"
LA ENTREVISTA MENSUAL A LOS GRUPOS DE LA PARROQUIA
Por J. Ángel Espinosa

Hoy estamos de estreno. El blog parroquial de Santa Cruz ha creado esta nueva sección mensual dedicada a conocer a fondo los distintos grupos parroquiales y descubrir cuáles son sus actividades, sus proyectos, sus problemas… en definitiva, su día a día.

En este mes de octubre, la nueva sección “A fondo” la estrena el grupo de Cáritas Parroquial de Santa Cruz de Lora del Río, el grupo parroquial por el que la Iglesia expresa el amor preferencial de Dios por los más pobres, en este caso, de nuestra feligresía.

El actual equipo de Cáritas parroquial de Santa Cruz surge con el párroco D. Enrique Barrera quien realizó una reestructuración generacional del anterior equipo; en dicha reestructuración se incorporaron dos nuevos miembros. Teresa Jiménez, la actual Directora, junto con Mariló Picó, Rosa Calzado y la joven Marta Montañés forman el actual grupo de Cáritas parroquial junto con D. Enrique Barrera que es el presidente de dicho grupo. Además, el grupo cuenta con la colaboración de tres colaboradores para diversas tareas. Como la caridad es un deber de todos los cristianos, tenemos que añadir a la Comunidad parroquial de Santa Cruz en general como "miembro del grupo" pues los fieles ayudan económica y/o personalmente en la medida de sus posibilidades cuando se les necesitan.


Cáritas parroquial de Santa Cruz es un grupo muy activo, que no descansa nunca ya que la caridad no da tregua a los necesitados. De entre las actividades que este grupo parroquial realiza podemos señalar la de acogida y acompañamiento de las familias que atiende. La parroquia tiene el deber ineludible de conocer a las personas de su feligresía en todos sus aspectos, problemas, necesidades y aspiraciones, y cuanto más cuando dichas personas tienen serios problemas económicos o sociales. Para ello, el grupo realiza también visitas domiciliarias para conocer de primera mano la realidad de cada familia atendida. Cuando el grupo estudia el caso y determina que Cáritas va a tenderle la mano, una de las actividades que realiza todos los meses es la de elaborar cajas con distintos productos de alimentación y de higiene y limpieza con el fin de intentar paliar en lo posible, y según los recursos disponibles, las necesidades de ayuda alimentaria, que han aumentado enormemente debido a la actual crisis económica. Estos productos provienen mayoritariamente del Banco de Alimentos de Sevilla así como de donaciones puntuales de grupos parroquiales y otras entidades o de campañas de recogida de alimentos propias (como la navideña "Dadles vosotros de comer"). El grupo de voluntarios que elaboran y reparten estas cajas se hacen llamar “cinco panes y dos peces”.


Otra actividad importante es la que los voluntarios realizan a través de los talleres que se agrupan bajo el título de “De la Cruz a la Luz”. Los talleres son de “Corte y confección”, “Valores I”, Valores II”, “Enseñanza” e "Informática". A estos talleres acuden miembros de las familias atendidas por Cáritas parroquial de Santa Cruz y persiguen obtener conocimientos y prácticas útiles para sus vidas para que el desarrollo de la persona y la familia impulse la consecución de sus objetivos.


El grupo participa en el día mensual de la Caridad (el primer fin de semana de cada mes) con el que se busca la sensibilización de la comunidad con los más necesitados, haciéndoles ver que muy cerca existen hermanos que lo están pasando mal. Reparto de las citas para posibles nuevos casos, campañas, retiros, convivencias fraternas del equipo, participación en el Jueves Santo, en el Corpus Christi y en la Lectio Divina de la parroquia, recogida de ropaencuentros y asambleas son otras actividades que realiza nuestra Cáritas. En el próximo mes de Noviembre, el equipo participará en la "XIX Escuela de Otoño" organizada por Cáritas Diocesana de Sevilla, un importante encuentro para reflexionar, convivir, formarse y celebrar de forma compartida la fe y experiencia de acción de las distintas Cáritas parroquiales de la provincia de Sevilla.


  

No podemos dejar de lado la formación que el equipo de Cáritas parroquial recibe de forma mensual por parte de Cáritas Diocesana. La formación de los miembros del equipo es clave para que la actividad realizada sea idónea y se obtengan frutos. El grupo se reúne también semanalmente para tratar las nuevas acogidas y organizar las actividades.


Como podemos ver, los miembros del equipo de la Cáritas parroquial de Santa Cruz participan en nuestra parroquia alimentándose de los sacramentos y sintiéndose parte activa de la Iglesia. De esta participación, los miembros, colaboradores y voluntarios del equipo manifiestan que el hecho de pertenecer al grupo de Cáritas les aportan beneficios personales: crecimiento en la tolerancia, humildad, servicialidad, respeto de los turnos, escucha y empatía con el otro… Es por ello por lo que el grupo quiere hacer hincapié en que cualquier persona puede “echar una mano” al grupo; tan sólo basta con querer dedicar parte de su tiempo a los más necesitados.

El equipo nos cita el siguiente pasaje bíblico con el que dice sentirse identificado según el carisma de Cáritas. El texto es de San Mateo (25. 35-45) referido a “tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver… cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo". De forma personal, una de las mujeres que forma parte del equipo nos cuenta que en su tarea sólo le importa las personas que acuden a Cáritas “en busca de ese rostro de Dios misericordioso que acoge y dignifica”.

Como hemos podido observar, el grupo de la Cáritas parroquial de Santa Cruz de Lora del Río es una de las piezas fundamentales de la parroquia pues la práctica de la caridad no es un añadido a la vida parroquial sino la esencia de la misma, como tarea irrenunciable de su misión evangelizadora. Es por ello por lo que todos los seguidores de Cristo debemos de darnos cuenta de que la caridad no es algo exclusivo de unos, sino que es tarea de todos. Oremos por el buen funcionamiento de este grupo, por su equipo, colaboradores y voluntarios y, sobre todo, por las familias que atiende para que encuentren en nuestra parroquia, la Iglesia, el rostro del Dios de la ternura.


Octubre de 2015